jueves, 27 de agosto de 2015

Tomás Fábregas, un independentista santcugatense en el Comité Central de Milicias Antifascistas


Publicado el 15 de julio 2013 by josefernandomota
http://historiasantcugat.wordpress.com/2013/07/15/tomas-fabregas/


Seguramente el santcugatense que tuvo un cargo de responsabilidad más alto durante la Guerra Civil fue Tomás Fábregas Valls.

Según informes policiales de la posguerra Tomás Fábregas nació en el seno de una familia acomodada de dicha localidad [Sant Cugat], ya que sus progenitores eran Propietarios de fincas rústicas y urbanas. Concretamente nació un 29 de abril de 1904 y efectivamente en el seno de una familia acomodada, conocida como Can Catalán y arraigada en el pueblo desde el siglo XVII. De hecho, heredaba el nombre de su abuelo Tomás Fábregas Pons, propietario agrícola y cabo del Somatén, que había sido nombrado alcalde en 1869, a raíz del levantamiento federal de septiembre-octubre.

De joven trabajó en la FECSA. Gran aficionado al fútbol, deporte que practicó en Sant Cugat Sport Fútbol Club y el Club Deportivo Sabadell, será uno de los fundadores de la peña local del RCD Español en 1929, a pesar de su militancia catalanista. Llamado al servicio militar en 1925, llegaría a suboficial de ingenieros.
Fábregas en el servicio militar
http://www.cafonseca.com




Tomás Fábregas pronto entrará en política. Formará parte de la decena de fundadores de la agrupación de Acción Catalana de Sant Cugat en abril de 1930. De cara a las elecciones municipales, convocadas para abril de 1931, Acción Catalana rechazó ir con coalición con los republicanos federales y presentó candidatura propia, aunque sólo para minorías.

Tomás Fábregas participó activamente en la campaña electoral y será uno de los oradores del mitin central. En estas elecciones Acción Catalana no obtuvo ningún concejal, aunque una vez proclamada la República y formado el Ayuntamiento revolucionario, dominado por los federales, estos les dejarán cuatro lugares para minorías. Pronto sería elegido secretario de la agrupación local del partido catalanista. Acción Catalana Republicana (ACR), nueva denominación del partido, tendrá en Sant Cugat un tono más diestro que en Barcelona. Así, por ejemplo, en las municipales de 1934 se presentaron a las elecciones en coalición con la Liga, a diferencia de lo que el partido hizo en Barcelona y la mayoría de Cataluña donde fue coaligado con ERC.

Serán militantes de Acción Catalana los que, sin abandonar el partido, fundan en Sant Cugat en julio de 1932 un comité local de la Agrupación Nacionalista " Nosotros Sólo “, una organización claramente independentista. Tomás Fábregas figurará como secretario.

Fábregas, con sus compañeros de Nosotros Solos, participará activamente en los hechos de octubre de 1934. A raíz de esta actuación será detenido, acusado de haber asaltado el cuartel de los carabineros y de haber incitado a los sublevados a bajar a Barcelona.

Pero su momento estelar llegará el 19 de julio de 1936. Parece que Tomás Fábregas se encontraba aquella noche en Barcelona y se unió a los civiles que luchar contra los militares sublevados. Eso, y haber llegado a suboficial durante el servicio militar, el servirán de presentación para convertirse en miembro del Comité Central de Milicias Antifascistas de Cataluña (CCMA). 


El escritor Max Aub, que tal vez lo conoció en el exilio mexicano, ha dejado una descripción novelada a su obra Campo abierto:

A las cuatro ya estaba en la Generalidad. Allí estuve unas cuantas horas, Mientras los Partidos tomaban El acuerdo de formar el Comité Central de las Milicias Antifascistas de Cataluña. Me encuentro con Tomás Fábregas, yo le conocía del Partido, pero no tenía Mucha Relación con El (...) Fábregas venía de San Cugat, fue el local del Partido, y, al encontrarlo cerrado se vino a la Generalidad: a ver qué pasaba. Llegó Torrens [José Torrents], el de los Rabassaires y nos fuimos al Gobierno Civil. Nos dieron un papelito y allí nos tenías, sentados en una esquina, esperando. Hasta que sale García Oliver - ¿Qué haces aquí?


- Pues mira, aquí estamos los de Acción Catalana y éste de los Rabassaires.

- Bueno, esperad.(...) Se discutíamos dónde podíamos meternos (...)
El comandante Guarner nos indica la Escuela de Náutica. Allí fuimos: en la Plaza Palacio.
Entraban los tiros como Pedro por apoyo casa...(...)Nombramos diferentes comisiones. (...) Y a nosotros nos tocó las Patrullas de control: Fábregas por los Partidos Republicanos, Asens por la CNT ,y Salvador González por la UGT.


No será hasta el 21 de julio que este Comité unitario de partidos y sindicatos se cree oficialmente. Tomás Fábregas figura como miembro en representación de ACR y otros partidos republicanos menores como los federales o los azañistas del Partido Republicano de Izquierdas. Junto con el cenetista José Asens, se le nombró para el Secretariado de las Patrullas de Control. Como miembro del CCMA será uno de los firmantes de las actas de ejecución de diferentes militares sublevados que habían sido condenados a muerte, como los generales Goded y Álvaro Fernández Burriel o el capitán López Varela. 

Reunión del Comité Central de Milicias Antifascistas de Cataluña

Una vez disuelto el CCMA en octubre de 1936, Fábregas seguirá de representante de ACR y los otros pequeños partidos republicanos en la nueva Junta de Seguridad Interior de Cataluña (JSI) , que venía a sustituir al Comité . Dentro de la JSI pasó a dirigir la Sección de Patrullas de Control, donde sería también uno de los componentes del Departamento de Investigación. Fábregas tenía su despacho en la sede de la Secretaría General de las Patrullas en la Gran Vía de las Cortes Catalanas 617. Además en este tiempo realizó diferentes viajes al extranjero, seguramente para comprar armamento. También sería el encargado por la JSI de realizar un informe sobre los luctuosos hechos de la Fatarella.

Algunos de sus compañeros en el CCMA y la JSI nos han dejado testimonio de su actuación. Joan García Oliver, representante por la CNT, en sus memorias El eco de los pasos dice de él que nadie lo conocía tanto. Pero Tomas Fábregas resultó ser una persona de facultades excepcionales, fue propuesto, con José Asens, para la organización de las Patrullas de Control, aceptó el cargo y lo desempeño bien (...) se comportó como si fuera un representante confederal. Rafael Vidiella, del PSUC, en un informe de los años cincuenta afirma cada partido y Organización en mayor o menor escala, hacia el trabajo policíaco miedo apoyo Cuenta ¡Hasta el blandengue y timorato partido de Acción Catalana, cuyo representante, llamado Fábregas "se llevaba el aceite" , como decimos los catalanes, es decir, se las sacaba. No tenía nada que envidiar a la FAI. En cambio, Joan Pons guirnaldas, de ERC, en su testimonio Un republicano entre fascistas hace un elogio de su tarea y afirma que es cierto, pues, que hicieron expolios, incautaciones y detenciones, pero también tengo que decir que Tomás Fábregas fue de los hombres que entregó más valores a la Generalitat.
.
A pesar de que se había trasladado a vivir Barcelona continúa muy vinculado a Sant Cugat. Desde su cargo posibilitó la entrada de santcugatenses a las Patrullas de Control, sobre todo de sus compañeros de militancia. Y también desde su lugar ayudaría diestros locales perseguidos. Según informaba el alcalde franquista de Sant Cugat en 1964 en esta villa no hizo nada malo y con seguridad que saldrían personas a quién favoreció mediante consejos anticipados y aun salvando vidas.

La JSI sería sustituida en marzo de 1937 por el Consejo de Seguridad de Cataluña, donde no había representantes de ACR, partido que por otra parte se había desentendido de la actuación de Fábregas en la JSI, afirmando que ya no los representaba. Seguramente dejó el partido. Además, en junio del mismo año la Generalitat disolvió las Patrullas de Control.

Así que en septiembre de 1937 Tomas Fábregas ingresa en el ejército republicano como suboficial de complemento del Cuerpo de Ingenieros. En junio de 1938 es destinado al Cuadro Eventual del Ejército del Este. Como había desaparecido la categoría de suboficial de complemento se lo asimila a teniente del mismo Cuerpo.

Tras la derrota en la Batalla de Cataluña pasó a Francia. Parece que estuvo poco tiempo en los campos de concentración preparados por los franceses por los exiliados españoles.

Pronto consiguió llegar con su familia a París. Seguramente gracias a sus conocimientos con Artemi Aiguader, antiguo consejero de Seguridad Interior, su hermano Jaume Aiguader, representante de ERC en el Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles, lo propondrá para embarcar, junto con su familia, en el barco Ipanema hacia México. El Ipanema partió de Burdeos el 13 de junio de 1939 con 998 exiliados españoles a bordo, la mayoría cargos políticos y sindicales, llegando al puerto mexicano de Veracruz el 7 de julio de 1939.
Tomás Fábregas en la ficha de entrada en México (1939)
http://pares.mcu.es/MovimientosMigratorios

En el exilio mexicano vivió primero en Michoacán pasando más tarde a residir en la capital, México DF, Fábregas sacaría provecho de sus conocimientos futbolísticos y llegaría a ser entrenador de equipos de la primera y segunda división mexicana como el Club Deportivo Irapuato, el Deportivo Toluca o CD Monarcas Morelia.

En noviembre de 1964 pidió a las autoridades franquistas autorización para retornar a Sant Cugat, pero la Comisión Dictaminadora de Repatriación de exiliados lo negó tras recibir unos informes desfavorables de la Guardia Civil y la policía sobre su actuación durante la Guerra civil.

Tomás Fábregas Valls moriría en México D.F. el 6 de septiembre de 1969. 



Autor 

José Fernando Mota Muñoz

Es licenciado de historia de la Universidad Autonoma de Barcelona (UAB), y diplomado en Biblioteeconomia y Documentación por la Universidad de Barcelona (UB) con premio extraordinario.

Es autor de La República, la guerra i el primer franquisme a Sant Cugat del Vallès, 1931-1941 (2001) i “Mis manos, mi capital”: els treballadors de la construcció, les CCOO i l’organització de la protesta a la Gran Barcelona, 1964-1978 (2010). Tambien es co-autor de Història gràfica de la Tenería Moderna Franco-Española (1999), Topcat 1963-1977: l’antifranquisme català davant el Tribunal de Orden Público (2010); La muerte del espía con bragas: falangistas, policías, militares y agentes secretos en la Barcelona de posguerra (2013) i “Cuellos blancos”, de empleados a trabajadores : el movimiento sindical de banca y ahorro en Barcelona, 1957-1980 (2013). Tambien a publicado articulos sobre cuestiones arxivístiques, de historia del movimiento obrero sobre el franquismo y sobre la extrema derecha en los años treinta en las revistas Lligall, Historia, trabajo y sociedad e Historia y política.





No hay comentarios:

Publicar un comentario